Tipos de Fondos de Inversión

El auge de los fondos de inversión ha dado la posibilidad de invertir en Bolsa a inversores individuales de un modo que antes no era posible.

Los fondos de inversión, en la actualidad, funcionan como vehículos para planificar el ahorro e incluso la jubilación. Son una parte sumamente importante del panorama financiero. Ahora bien, existen muchas clases de fondos de inversión. De hecho, quizá sea el producto que más formas presenta.

Un ejemplo de esto lo obtenemos en que únicamente la categoría de fondos de renta variable está comprendida por una gran cantidad de subcategorías e incluso infinidad de estrategias. Por ejemplo, los fondos sectoriales o aquellos que forman su cartera de acciones en función de la capitalización bursátil, de las regiones geográficas, alguna inversión temática basada en megatendencias, etc.

¿Qué son los fondos de inversión?

En realidad, un fondo de inversión forma parte de las llamadas Instituciones de Inversión Colectiva (IIC). Se trata de productos financieros que tienen por objeto la captación de dinero del público para invertirlo en una cartera de valores u otros instrumentos financieros. Su objetivo es proporcionar un rendimiento para los inversores.

Asimismo, los fondos de inversión se diferencian de otras modalidades de IIC en cuanto no tienen personalidad jurídica propia. Son un patrimonio separado, perteneciente a una pluralidad de inversores que se encuentra gestionado por una entidad denominada sociedad gestora. 

La sociedad gestora del fondo tiene las facultades de administración y representación, es ella la que ejecuta la estrategia inversora. La entidad depositaria también ejerce un papel importante en el desarrollo del fondo, puesto que actúa como mecanismo de control de la gestora, custodiando el capital y los valores que componen la cartera.

Ninguna de estas dos entidades son propietarias del fondo, únicamente desarrollan funciones de dominio para el correcto funcionamiento.

Ahora bien, ¿cómo construye la cartera la sociedad gestora del fondo? En este punto es dónde depende del tipo de fondo que se trate. La naturaleza de los activos en los que invierte y la estrategia que lleva a cabo para componer la cartera de inversión es conocida de antemano por los partícipes. Esto se debe a que cada inversor puede tener interés en invertir en unos determinados tipos de fondos de inversión, pero otros pueden ser perjudiciales para sus necesidades financieras.

Primera clasificación: fondos de gestión activa o pasiva 

Cuando se analizan los fondos de inversión, en muchas ocasiones se toma como referencia si responden a una gestión estática o gestión dinámica. Las características son las siguientes:

  • Gestión pasiva (estática): es una estrategia consistente en establecer una determinada distribución de mercados, sectores y valores que no será modificada por motivos coyunturales del mercado. Como por ejemplo el replicar el comportamiento de un “benchmark”. El “benchmark” puede ser un índice, en este caso hay que añadir que los índices no suelen tener en cuenta los dividendos (excepto el DAX 30) mientras que los fondos de inversión sí.
  • Gestión dinámica (activa): en esta estrategia el gestor determina, con la periodicidad que cree conveniente, cuál será la composición de la cartera, el nivel de exposición al riesgo y una selección de activos, sectores y mercados según sus criterios.

Un ejemplo de gestión dinámica puede ser un fondo referenciado al Eurostoxx 50, que puntualmente se concentra en valores industriales porque considera que ese sector en concreto está en auge. Otra estrategia es escoger aquellos activos tienen un precio de mercado inferior a su precio objetivo.

En cualquier caso, toma el índice de referencia únicamente a efectos comparativos, pero trata de superar su rentabilidad.

Puedes saber más acerca de los fondos de gestión pasiva en el siguiente artículo:

Tipos de fondos de inversión

Para que al inversor le sea más fácil a la hora de escoger un fondo se ha establecido una clasificación de los fondos de inversión. Esta clasificación de referencia la establecieron en conjunto la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva (INVERCO) y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y establece una división de los fondos según categorías.

El criterio que se ha observado para establecer las categorías de los fondos y, por consiguiente, su clasificación no es otra que la vocación inversora de cada fondo. Este criterio nos ofrece información sobre un concepto de suma importancia y que marca nuestra propia estrategia de inversión: el riesgo que asume el fondo.

A priori, esta clasificación está diseñada para que cualquier inversor pueda atender a sus preferencias y perfil de riesgo. Es como el primer filtro a la hora de escoger un fondo.

Los principales tipos de fondos de inversión esta división son las siguientes:

1. Fondos monetarios

Son fondos que tienen una vocación inversora a corto plazo, esto significa que el plazo de vencimiento de los activos que componen su cartera es inferior a 18 meses.

Suelen invertir en activos de renta fija con estas características y de una elevada liquidez (por ejemplo, Letras del Tesoro, Repos o Bonos con una vida residual inferior a los 18 meses). No pueden invertir en renta variable ni en Bonos Convertibles o Canjeables.

Podríamos mencionar otras características más pormenorizadas de los fondos monetarios, como que pueden invertir hasta un 5% de su patrimonio en valores no negociados en mercados no regulados. Pero simplemente teniendo el concepto de cómo funcionan podemos llegar a deducir que son productos ideales para:

  • Gestión de la liquidez (tiene prestaciones equivalentes a las de una cuenta a la vista).
  • Inversión refugio transitoria.
  • Conservar una proporción de nuestra cartera en una inversión líquida y segura.

Es un ejemplo claro de cómo la categoría de un fondo puede darnos la primera señal para encuadrarlo en nuestra estrategia inversora.

Si quieres saber más acerca de los fondos monetarios, te recomendamos que leas el siguiente artículo:

2. Fondos de renta fija

Este tipo de fondos de inversión pueden ser a corto, medio y largo plazo. Como su nombre indica, son aquellos que su cartera está formada por activos financieros de deuda (bonos, obligaciones, etc.).

Tampoco pueden invertir en derivados cuyo activo subyacente no sea la renta fija. Pueden pertenecer a la categoría de renta fija euro y renta fija internacional. Esta última subcategoría debe tener más de un 5% en activos denominados en moneda que no sea el euro.

Este tipo de fondos se caracterizan por presentar una mayor estabilidad, puesto que no les afectan los riesgos inherentes a los activos de renta variable (como las acciones de empresas). 

Si quieres tener un mayor conocimiento sobre los fondos de renta fija, puedes leer este artículo:

tipos fondos inversion

3. Fondos mixtos

Este tipo de fondos de inversión combinan activos de renta fija y renta variable en su cartera. La proporción es diferente según la categoría que se trate.

En principio, puede considerarse que estos tipos de fondos de inversión asumen riesgos en un grado medio. Del mismo modo que tienen capacidad para conseguir rentabilidades superiores a las categorías ya vistas. 

Una entrada de activos de renta variable produce un aumento potencial de rentabilidad, es por esto que los fondos mixtos se sitúan a medio camino entre los fondos de renta fija y fondos de renta variable en cuanto a rentabilidad y riesgo se refieren.

Los tipos de fondos de inversión mixtos presentan las siguientes categorías:

  • Renta fija mixta: un mínimo el 70% debe estar invertida en activos de renta fija o monetarios.
  • Renta variable mixta: entre el 30 y el 75% de la cartera debe estar invertida en activos de renta variable.

La CNMV obliga a dar una información más detallada del criterio utilizado en cuanto a la política de inversión. El inversor tiene en su poder información en cuanto a los porcentajes de renta fija y variable que componen la cartera.

Las categorías dentro de los fondos mixtos pueden venir expresadas en “mixtos agresivos”, “mixtos moderados” o “mixtos defensivos”, según su mayor o menor exposición a la renta variable.

Ampliamos la información sobre los fondos mixtos en el siguiente enlace:

4. Fondos de renta variable

Su cartera está mayoritariamente integrada en activos de renta variable. De este modo, sus expectativas de rentabilidad y riesgo son superiores a los ya vistos.

Esta categoría está integrada por multitud de tipos de estrategias y subcategorías. La versatilidad de la renta variable es mucho mayor que la de otros activos y esto se hace notar en los fondos de inversión (aunque los demás tipos también presentan una gran subdivisión).

Los tipos de fondos de esta categoría en principio pueden calificarse por la divisa en la que hacen las inversiones. Así pues, si se escoge un fondo de inversión que no sea denominado en euros habrá que tener presente el riesgo del tipo de cambio de la divisa en cuestión. En este caso, estamos ante un fondo de renta variable internacional.

Puedes ampliar la información acerca de los fondos de renta variable en el siguiente enlace:

5. Fondos garantizados

Son los tipos de fondos de inversión que tienen definido un objetivo concreto de rentabilidad. En el folleto informativo del fondo aparece explícitamente el porcentaje de la inversión que se recibirá (cómo mínimo) en un período de tiempo predeterminado. Esta garantía se ofrece a una fecha exclusiva.

Los fondos garantizados pueden ser tanto de renta fija como de renta variable. Están pensados para aquellos inversores más conservadores y con un horizonte temporal de la inversión a medio y largo plazo.

Algunas características de los fondos garantizados son las siguientes:

  • Puede garantizarse el capital o el capital más la rentabilidad a obtener.
  • Suelen tener un período de tiempo limitado a la hora de realizar las aportaciones.
  • Pueden tener elevadas comisiones de suscripción y reembolso con objeto de disuadir la entrada y salida fuera de los plazos establecidos.
  • Es importante conocer si la garantía del fondo es a favor del partícipe o del propio fondo, es decir, garantía interna o externa. Este aspecto puede tener repercusiones fiscales.

A todo esto debemos añadir que estos fondos de inversión están estructurados para alcanzar la rentabilidad objetivo de la garantía, no habrá grandes divergencias entre la garantizada y la lograda realmente.

Suelen utilizar instrumentos del mercado monetario, activos de renta fija y las posiciones las cubren mediante instrumentos derivados, como forwards y swaps, también opciones exóticas.

New call-to-action

Ejemplos de tipos de fondos de inversión 

Aunque existen más tipos de fondos, las categorías vistas son las principales para entender el riesgo que representa un fondo son estas. Estas categorías son las que captan gran parte del capital inversor.

Podríamos decir también como último apunte que existe una categoría llamada “fondos globales” y que representa el cajón de sastre para aquellos fondos que no encajan en una concreta.

Del mismo modo, entre los tipos de fondos de inversión, también podemos encontrar los llamados “fondos de retorno absoluto”.  

Se trata de fondos que, con estrategias más sofisticadas, tratan de conseguir una rentabilidad ajustada a un determinado riesgo periódica, desvinculandose del funcionamiento de los mercados financieros.

A raíz de aquí un inversor que por ejemplo vea estos tipos de fondos puede conocer si le interesa obtener más información acerca de ellos, una vez vista la categoría podrá comprobar si es lo que se adapta a su perfil y preferencias.

En ocasiones, la propia denominación del fondo ya indica la filosofía inversora del fondo, así como la sociedad gestora. Por ejemplo:

  • BlackRock Euro Bond Fund A1: fondo de inversión, gestionado por BlackRock, de renta fija diversificada, en euros.
  • Credit Suisse (Lux) Portfolio Fund Growth CHF B: este fondo de inversión está dentro de la categoría mixtos de renta variable (o mixtos agresivos), denominado en francos suizos.
  • Ibercaja capital garantizado: creemos que no es necesario decir que se trata de un fondo garantizado.
  • Fidelity America Fund A-DIST-EUR: En este caso la gestora Fidelity nos presenta un fondo de inversión de renta variable en valores de gran capitalización de Estados Unidos y denominado en euros. 

¿Tienes más dudas sobre los tipos de fondos de inversión?

En Fondos.com te ayudaremos a resolver la mejor opción según tu perfil de riesgo de forma automatizada y personalizada.


 
powered by Typeform
Juan Puente - CEO
Juan Puente - CEO
CEO y Cofundador de Fondos.com

    New Call-to-action

    Lo más leído

    ¿Quieres más consejos sobre fondos de inversión?

    Suscríbete y mantente al día sobre las tendencias del sector, las últimos ofertas de inversión y todos los consejos de la mano de expertos.