Fondos de inversión sostenibles: todo lo que debes saber sobre ellos

Categoría: Donde Invertir

El sector de fondos de inversión se está adaptando a un nuevo contexto económico. Ante un panorama marcado por buscar fuentes de rentabilidad en un entorno de bajos tipos de interés, una nueva forma de entender los negocios tras la irrupción de las nuevas tecnologías y una mayor conciencia social, la industria de gestión de activos está cargada de retos y oportunidades. Los fondos de inversión sostenibles aprovechan estas oportunidades y hacen frente a los retos que tiene nuestro mundo a la par.

En los últimos años, la inversión socialmente responsable (ISR) ha ganado popularidad y cada vez más gestoras dan a luz fondos de inversión sostenibles. Tanto BNP Paribas AM, como Santander AM, Caixabank AM y hasta BlackRok tienen clara una cuestión: La inversión sostenible no es una moda pasajera; ha venido para quedarse. Se trata de una tendencia duradera.

New Call-to-action

Pero ¿qué son los fondos de inversión sostenibles exactamente? ¿Renunciamos a una buena rentabilidad al optar por inversiones socialmente responsables?

¿Qué son los fondos de inversión sostenible?

Las inversiones socialmente responsables, también llamadas inversiones sostenibles, han sido bien recibidas. Entre 2015 y 2017, los fondos de inversión sostenibles han crecido un 10% sólo en España (según el Foro de Inversión Sostenible y Responsable Spainsif).

Ante las amenazas climáticas y los problemas sociales, es preciso que las empresas asuman su parte de responsabilidad y cambien sus prácticas en la gestión, contribuyendo a mejorar la situación que vive nuestro planeta y nuestra sociedad. Cualquier ahorrador puede ser un protagonista del cambio en este sentido.

Un fondo de inversión sostenible es aquel que tiene como estrategia de inversión el configurar una cartera con compañías que cumplan con los aspectos sociales y medioambientales necesarios para garantizar el bienestar de las personas.

Uno de los pioneros en este tipo de inversiones es el Fondo Soberano de Noruega (fondo de pensiones público del Gobierno de Noruega, creado en la década de los noventa. Este fondo es independiente del propio Gobierno e invierte los beneficios, es decir, el superávit que el país escandinavo obtiene con la extracción y venta de petróleo).

Al adquirir esta filosofía en la inversión, se obliga a las empresas a cambiar su forma de actuar, a adquirir criterios medioambientales, sociales y de buen gobierno en su gestión (Environmental, Social, Gobernance, por sus siglas en inglés. Por este motivo, los fondos sostenibles también se denominan “fondos ESG”). En caso contrario, estarán condenadas a no encontrar fuentes de financiación para su crecimiento en los mercados.

En otras palabras, al invertir en un fondo de inversión sostenible se está financiando, indirectamente y a cambio de una rentabilidad, a aquellas empresas responsables en términos sociales. Premiando su comportamiento y contribuyendo con su crecimiento.

Existen varios modos para seleccionar los activos de una inversión sostenible. Las estrategias de inversión sostenible pueden ser de varios tipos:

  • Excluyendo categóricamente aquellas compañías que no cumplen con los criterios éticos y medioambientales necesarios.
  • Invirtiendo sólo en las mejores empresas de todos los sectores de la economía, según unos indicadores de sostenibilidad específicos.
  • Cumplimiento de unas determinadas normas internacionales (Naciones Unidas, OCDE, etc.).
  • Según una o unas pocas temáticas determinadas (por ejemplo, el cambio climático, la escasez de recursos, la eficiencia energética o el suministro de agua).
  • Invertir en compañías que generen un impacto positivo y medible en el medioambiente o en la sociedad.
  • Estrategia basada en la búsqueda de participación en las Juntas de Accionistas, para incidir en las decisiones de gestión y adoptar políticas sostenibles.
  • Etcétera.

¿Qué ocurre con la rentabilidad en los fondos de inversión sostenible?

Los fondos de inversión sostenible no están reñidos con una atractiva rentabilidad. Es más, según Aitor Jaúregui, managing director de BlackRock Iberia, “la sostenibilidad debe estar integrada en el proceso de inversión, las carteras sostenibles generan más rentabilidad con el mismo o menor riesgo”.

La norma general es integrar el factor de sostenibilidad a la búsqueda y selección de activos (asset management), sin despreciar los criterios financieros básicos. El fin primordial de un fondo de inversión es ofrecer rentabilidad a sus partícipes y el hecho de buscar inversiones sostenibles no desvirtúa este objetivo.

Por otra parte, las inversiones alternativas (como la ISR) siguen siendo un pequeño segmento en comparación con el vasto mercado de gestión de activos. Pero este tipo de inversión cada vez tiene más demanda, puesto que la conciencia mundial en estas cuestiones es mayor cada día. Con lo cual, a los fondos de inversión sostenibles se les augura un fuerte crecimiento.

Se trata de una tendencia creadora de un punto de inflexión, un factor de cambio en la forma de invertir. La etiqueta de “sostenible” puede tener un gran impacto sobre la rentabilidad futura de una empresa o un fondo de inversión.

Tal y como expone Robeco, una de las grandes sociedades gestoras, “nos interesa sobre todo la sustancialidad: qué factores ASG (Ambienta, Social o de Gobierno Corporativo) afectan realmente al rendimiento financiero de una empresa.”

En síntesis, suscribir participaciones de fondos de inversión sostenibles no es motivo de perder rentabilidad en nuestras inversiones.

Ejemplos de fondos de inversión sostenibles

Para tener una comprensión completa de la inversión socialmente responsable (ISR; ASG; ESG), vamos a analizar las características y rentabilidades de algunos fondos de inversión sostenibles.

Mirova Euro Sustainable Equity Fund

Se trata de un fondo de inversión, perteneciente a la categoría de renta variable en empresas de gran capitalización de la eurozona, con una calificación de cuatro estrellas en el rating de Morningstar.

El Mirova Euro Sustainable Equity Fund ha alcanzado una rentabilidad anual compuesta del 7,54% en los últimos tres años, superando a la media de su categoría de fondos en un 1,89% y batiendo a su índice de referencia en un 0,47%. Todo ello nos da una muestra de cómo la inversión sostenible no está en desavenencia con la rentabilidad.

fondos de inversion sostenibles

Crecimiento del Mirova Euro Sustainable Equity Fund en comparación con la media de su categoría y su índice de referencia

(Fuente: Morningstar)

La persona responsable de la gestión, Soliane Valet, invierte en activos de renta variable (pueden ser empresas u otros fondos de inversión) cuyos negocios incluyen actividades relacionadas con la sostenibilidad.

Nordea Global Climate and Environment Fund

Pasamos a analizar otro fondo con una calificación de cuatro estrellas, concedidas por Morningstar. Sin embargo, esta vez, se trata de un fondo de renta variable sectorial. Concretamente, el sector ecológico.

Efectivamente, la renta variable del sector ecología es una categoría de fondos. Y, aunque la cartera del fondo está compuesta por empresas de distintos sectores económicos, todas ellas tienen en común la puesta en el mercado de productos o servicios que contribuyen a mejorar el medio ambiente.

La gama de empresas y subsectores puede ser amplia dentro de esta categoría (energías alternativas, tratamiento de aguas, control de la contaminación, tecnologías que mejoren la información y la eficiencia energética, etc.).

Para hacernos una idea, estos son los cinco sectores que más peso tienen en la cartera del fondo):

  • Tecnología: 29,12%.
  • Industria: 27,53%.
  • Materiales Básicos: 19,59%.
  • Servicios Públicos: 5,79%.
  • Salud: 5,39%.

Esta forma de invertir, seleccionando buenas empresas que tengan por objeto mejorar el medioambiente, ofrece buenos resultados: el Nordea Global Climate and Environment Fund ha logrado una rentabilidad anualizada en el último trienio del 11,64%. Un porcentaje de rendimiento superior a la media de su categoría en un 2,24% (lo que nos da una idea de las rentabilidades medias que nos ofrece esta categoría de fondos) y que supera a su índice de referencia en un 0,95%.

fondos sostenibles nordea global

Crecimiento del Nordea Global Climate and Environment Fund comparado con la media de la categoría de fondos de renta variable del sector ecología y su índice de referencia

(Fuente: Morningstar)

Como se puede comprobar, los fondos de inversión sostenibles son, a fin de cuentas, inversiones financieras y, por lo tanto, deben tener su rentabilidad. Lo que diferencia a estos productos es simplemente el criterio de inversión socialmente responsable, con fines de premiar a las empresas que aporten bienestar a los ciudadanos. De esta manera, el inversor se torna un agente activo en el cambio social y medioambiental necesario.

form-7-claves
Juan Puente

Juan Puente

Economista y PDD por el IESE. En 1995 constituí una empresa pionera en España para la implantación de Internet en empresas, y siempre he trabajado desde este campo para ofrecer soluciones innovadoras a través de la red. Me interesa cómo la gente usa Internet para relacionarse y el cambio que ha supuesto en el mundo, así como el SEO, el Lean Start up y cómo se pueden lograr servicios masivos e innovadores con costes contenidos en situaciones de grandes economías de escala. Estoy acostumbrado a constituir y liderar en equipos de alto rendimiento en entornos competitivos, internacionales, multidisciplinares, competitivos, innovadores y complejos, donde la rentabilidad, durabilidad, rapidez de respuesta y adaptación al cambio constituyen factores claves en la consecución de resultados para el resto de accionistas. Juan Puente

    Lo más leído