¿Qué es el ASSET ALLOCATION y por qué debes conocerlo?

Categoría: Diccionario económico

El Asset Allocation es una de los procesos más importante para tener éxito en una inversión, ¿cómo se integra en la construcción de carteras? ¿Por qué es importante la asignación de activos para una inversión? Respondemos a estas preguntas a continuación.

¿Qué es el Asset Allocation?

Asset Allocation se traduce en castellano como “asignación de activos”. Se trata del proceso de selección, inclusión y distribución de activos financieros en una cartera de inversión, según una estrategia definida.

Conviene no confundir el concepto de Asset Allocation con Stock Picking (selección de valores). Ambas tareas son claves en una inversión, sin embargo, la asignación de activos es más amplia que una simple selección de valores: define la combinación precisa de los mismos para dotar a la cartera de una correcta diversificación y adaptar el riesgo de la misma al perfil del inversor. Debe tener presente en todo momento los objetivos y la política de inversión.

Por su parte, la selección de valores (Stock Picking) consiste en identificar qué valores, tomados individualmente, de una determinada clase pueden incluirse en la cartera (por ejemplo, qué acciones de empresas españolas de gran capitalización bursátil serán las adecuadas).

Por tanto, podemos definir el concepto de Asset Allocation como un proceso para distribuir el patrimonio de un modo adecuado a los intereses, preferencias y objetivos de cada perfil inversor. No una simple selección de activos financieros.

El proceso de diseño de carteras de inversión

Es posible que se haya oído hablar de alguna acción o algún instrumento financiero que está ofreciendo muy buenos resultados, pero las inversiones basadas en rumores no suelen acabar bien; al igual que no se tiene la seguridad de que esta inversión sea apta para nuestros objetivos, intereses o nivel de riesgo permitido.

Una inversión requiere tiempo y conocimientos financieros para analizar los activos, con mayor motivo cuando se trata de construir una cartera de inversión.

New Call-to-action

Pero ¿por qué es necesario construir una cartera? ¿No sería mejor destinar nuestro capital a uno o unos pocos activos financieros que conocemos? La respuesta viene dada por el concepto de diversificación.

La diversificación tiene como efecto la reducción del riesgo. Realizándola de un modo correcto, podemos moldear la volatilidad de nuestra inversión global. Sin una cartera bien diversificada estamos expuestos a los caprichos de los activos financieros individuales, los vaivenes de un determinado mercado y las condiciones económicas existentes.

Para diseñar una cartera de inversión, primero debemos tener presentes cuestiones tales como:

  • ¿Cuál es nuestra tolerancia al riesgo?
  • ¿Qué objetivos pretendemos conseguir?
  • ¿Qué horizonte temporal abarcará nuestra inversión?

Con la respuesta a estas preguntas nos será posible diseñar una política de inversión que tenga presente las restricciones pertinentes e intente optimizar el binomio rentabilidad – riesgo.

Una correcta asignación de activos es uno de las tareas que hacen posible crear una cartera adaptada a nuestras preferencias, objetivos y nivel de riesgo: entra en juego el Asset Allocation en todo este proceso.

El Asset Allocation en la correcta selección de activos

La asignación de los activos es uno de los pasos finales en la creación de una cartera, no obstante, el Asset Allocation está impregnado por todo el proceso de diseño y creación de carteras. No podríamos seleccionar e integrar activos en una cartera de inversión sin tener presentes estas cuestiones (según la política de inversión y restricciones):

  • ¿Qué tipo de activos son los más adecuados?
  • ¿Qué grado de diversificación sería el correcto?
  • ¿Cuántos activos compondrán la cartera?
  • ¿Qué ponderación (peso) tendrá cada activo dentro de la cartera?

Un activo financiero puede ser una muy buena elección para un determinado tipo de política y estrategia, pero puede ser pernicioso para otro tipo de carteras. Asimismo, también puede ser muy rentable, pero puede que quede excluido por su alto nivel de riesgo (o algún otro factor restringido en la política de inversión).

En definitiva, el Asset Allocation no es un proceso aislado y va más allá del análisis de valores. La primera tarea es decidir la tipología de activos financieros. Básicamente el inversor puede invertir en:

  • Renta fija.
  • Renta variable.
  • Efectivo.
  • Inmuebles.
  • Materias primas.
  • Derivados y otros activos.

Ahora bien, ¿cómo se distribuye el capital entre ellos? ¿se abarcarán mercados extranjeros? ¿qué tipo de emisiones de renta fija son las adecuadas? ¿qué tipo de acciones de empresas son las más idóneas?...

Si el análisis de activos financieros es complejo de por sí, para tener respuesta a estas preguntas se hace necesaria la colaboración de profesionales de las finanzas, personas especializadas en la gestión de carteras de inversión.

Pero la tarea no acaba aquí, después, viene todo lo relativo a la combinación de los activos (ponderaciones, correlaciones, etc.).

Hay que tener presente que los diferentes tipos de activos se comportan de manera distinta según las condiciones existentes en el mercado. En ocasiones la renta variable funciona muy bien. También es posible que sean las acciones de gran capitalización las que superen al mercado.

Para superar este hándicap y hacer llegar las inversiones a cualquier persona, se crearon los fondos de inversión: se invierte directamente en una cartera construida por un gestor profesional, con una política y un nivel de riesgo conocido de antemano por inversor.

¿Por qué es importante la asignación de activos en una inversión?

El Asset Allocation tiene una relación muy estrecha con la correcta diversificación. A su vez, la correcta diversificación tiene como objetivo mitigar el riesgo. Ergo, el Asset Allocation es una forma de invertir consiguiendo la máxima rentabilidad con el menor riesgo posible.

La tarea de asignación de activos, tal y como hemos observado, no sólo tiene presente el “qué” (¿qué activos debo incluir?), sino también el “cuánto” (¿cuánto debo invertir en cada uno de los activos seleccionados?).

Dependiendo de las condiciones económicas, del comportamiento general del mercado y de los factores propios de cada activo tomado individualmente, algunos activos aumentarán su valor, mientras otros lo disminuirán. Lo que se trata es buscar un equilibrio entre todos para administrar la volatilidad y, en términos globales, conseguir una mejor evolución que el mercado de referencia.

Se han realizado estudios que demuestran que en una inversión es más importante pensar cuánto dinero poner en cada tipo de activos que los tipos de activos concretos en los que invertir (Determinants of portfolio performance, Financial Analysts Journal, julio/agosto de 1986).

Una correcta asignación de activos puede conseguir mejores resultados que el mercado en su conjunto. De hecho, los gestores profesionales de carteras de inversión tienen como referencia un mercado y, mediante la gestión, tratan de batir el rendimiento de dicho mercado.

Para medir el trabajo de un gestor de carteras, se utiliza una ratio llamada “Alpha de Jensen” (o simplemente Alpha). El Alpha mide el talento del gestor en la composición y gestión de la cartera, basándose en cuantos puntos de rentabilidad (siempre ajustada al riesgo) obtiene por encima de su índice de referencia.

Resumiendo, el Asset Allocation tiene importancia porque permite crear una inversión adaptada a una serie de condiciones. Es el propio inversor el que decide cuáles son las condiciones idóneas para sus intereses. Por este motivo existe un universo tan amplio de fondos de inversión: cada fondo está diseñado con una política y para unos objetivos. Es difícil no encontrar un fondo de inversión adaptado a cada tipo de inversor.

form-7-claves
Juan Puente

Juan Puente

Economista y PDD por el IESE. En 1995 constituí una empresa pionera en España para la implantación de Internet en empresas, y siempre he trabajado desde este campo para ofrecer soluciones innovadoras a través de la red. Me interesa cómo la gente usa Internet para relacionarse y el cambio que ha supuesto en el mundo, así como el SEO, el Lean Start up y cómo se pueden lograr servicios masivos e innovadores con costes contenidos en situaciones de grandes economías de escala. Estoy acostumbrado a constituir y liderar en equipos de alto rendimiento en entornos competitivos, internacionales, multidisciplinares, competitivos, innovadores y complejos, donde la rentabilidad, durabilidad, rapidez de respuesta y adaptación al cambio constituyen factores claves en la consecución de resultados para el resto de accionistas. Juan Puente

    Lo más leído