¿Es buen momento para constituir una cartera de fondos?

Marzo de 2020 será recordado como un mes catastrófico en las plazas bursátiles. Las caídas provocadas por la crisis del coronavirus COVID – 19 han sido históricas. El Ibex 35, sin ir más lejos, vivió el pasado jueves 12 de marzo el mayor descenso de su historia (-14,06%). Un verdadero huracán económico asola los mercados y amenaza con una profunda recesión. ¿Es un buen momento para constituir una cartera de fondos?

Los expertos no descartan que se produzcan nuevas jornadas de volatilidad en las bolsas, todos los activos financieros (incluyendo el oro) han sufrido el pánico vendedor. No obstante, las crisis de este calado proporcionan unas buenas oportunidades de compra; aunque no todas las estrategias inversoras son válidas. Una cartera diversificada de fondos de inversión puede ser un buen mecanismo de defensa. Si se tiene el temple y la paciencia necesaria, cuando la crisis del coronavirus quede en un mal recuerdo (dado que todos los agentes coinciden de que se trata de una situación coyuntural), nuestras decisiones pueden verse recompensadas.

Existe una estrategia de inversión, al alcance de cualquier ahorrador medio, con una característica particular: puede servir en cualquier clima económico. Dicha estrategia, cuyo nombre es All Weather Portfolio, fue desarrollada por Ray Dalio, el famoso gestor de fondos de inversión libre (hedge funds).

La cartera todoterreno y su adaptación para estos momentos

Acometer estrategias a corto plazo, en este momento, es una estrategia arriesgada. Los inversores a largo plazo disponen de más flexibilidad para ajustar sus planes y conseguir sus objetivos financieros. Por consiguiente, debemos valorar constituir una cartera de fondos con el horizonte puesto más allá de las próximas semanas, e incluso meses.

Ante las situaciones de pánico, es común ver descensos en nuestros rendimientos (a corto plazo, por supuesto), sin embargo, cada caída del mercado puede ser una nueva oportunidad para realizar compras a mejores precios.

Pero esto no es todo, tampoco debemos dejarnos arrastrar por el mercado. El grueso de nuestra inversión debe estar constituido por activos conservadores, como la renta fija. A pesar de que estos productos financieros no están exentos de sufrir descensos en su valoración de mercado, son menos sensibles a las turbulencias que pueden estar por llegar.

Una cesta de fondos de inversión nos brindará la diversificación necesaria y la capacidad de gestión de activos que nos hace falta en estos tiempos. La flexibilidad para rotar nuestro capital, sin tener que tributar por ello, es una ventaja que no podemos desaprovechar. Es la mejor forma de configurar la All Weather Portfolio.

¿Qué es la All Weather Portfolio y por qué es una filosofía tan recomendada?

Para el creador de esta estrategia, tras años de experiencia en la gestión de activos, hay dos factores fundamentales que marcan el ciclo económico y, por ende, el rumbo de los mercados:

  • Inflación.
  • Crecimiento económico.

Así pues, podemos encontrarnos con cuatro escenarios:

  • Aumento de inflación.
  • Disminución de inflación (incluso deflación).
  • Crecimiento económico.
  • Recesión económica.

¿Tenemos que predecir estos factores y, por lo tanto, el clima económico para acertar con nuestras inversiones?

En absoluto, la característica que hace de la All Weather Portfolio una estrategia sólida es su capacidad para ofrecer rentabilidades positivas en cualquiera de las fases del ciclo económico. Esta estrategia parte de la base de que el futuro es impredecible.

Para ello, la cartera se configura con diferentes tipos de activos financieros que funcionan bien en los cuatro escenarios. Es una estrategia de inversión a largo plazo ideal para constituir una cartera de fondos.

La fórmula para crear la cartera que le da soporte a esta estrategia es la siguiente:

  • 7,5% en oro.
  • 7,5% en materias primas.
  • 15% en renta fija a medio plazo.
  • 40% en renta fija a largo plazo.
  • 30% en renta variable.

Como podemos comprobar, se trata de una cartera de corte defensivo - moderado: la mayor parte del patrimonio se encuentra concentrada en renta fija.

¿Por qué es un buen momento para constituir una cartera de fondos según esta estrategia?

Todos los mercados han caído, es posible aprovechar unos mejores precios de compra, incluso aun mejores si se realizan aportaciones periódicas, mientras duren estos momentos de incertidumbre provocada por la crisis del coronavirus.

En todo caso, la renta fija ofrece una mayor protección para la situación presente y una posible recesión económica futura. Esta protección se ve acompañada por el oro (los expertos consideran que su caída se debe a una situación puntual de cierre de posiciones de corto plazo).

La cartera propuesta tiene una menor exposición a renta variable, pero sería recomendable escoger bien los sectores y apostar por la diversificación.

Las materias primas, por su parte, se sitúan en bajos niveles de precios. Ante una caída de la actividad económica, la demanda desciende. No se espera un crecimiento económico en el corto o medio plazo, sin embargo, pueden ser una oportunidad de cara a la recuperación.

Nunca es un mal momento para constituir este tipo de cartera permanente, útil contra todo clima económico. Aunque, por otra parte, podría ajustarse obviando las materias primas (esto queda a discreción de las preferencias de cada inversor) y decantarnos por una mayor ponderación en la renta fija, ahora que tenemos una alta probabilidad de incurrir en una depresión (incluso severa).

¿Cómo constituir nuestra cartera de fondos?

La filosofía de inversión basada en la All Weather Portfolio permite ser aplicada por cualquier tipo de inversor, sin importar sus niveles de capital y/o conocimientos financieros. Sólo tenemos que seleccionar los fondos de inversión adecuados y obtendremos una gran diversificación de activos pormenorizados.

Algunos fondos de inversión que podrían encajar en la constitución de esta cartera podrían ser.

UBS Bond Fund

El UBS Bond Fund pertenece a la categoría de renta fija diversificada, denominada en euros. Con una gestión activa y un plazo medio de duración de la cartera de cinco años (renta fija a medio plazo), el fondo trata de optimizar las fluctuaciones de los tipos de interés. Principalmente invierte en activos de calidad (con grado de inversión).

Ha mostrado una tasa anual compuesta de rentabilidad en los últimos tres años del 3,99%.

Eurizon Bond Long Term LTE

Pasamos al terreno de la renta fija a largo plazo. Sin salir de las emisiones denominadas en euros, el Bond Long Term LTE, presentado por Eurizon Capital, invierte en activos tanto de gobiernos, agencias o entidades privadas. Abarca el mercado internacional. La duración de la cartera se encuentra entre los 5 y los 10 años.

Este fondo presenta una rentabilidad anualizada en los últimos tres años del 4,33%. Su riesgo está considerado bajo (con una volatilidad del 5,53%).

Barings Global Dividend Champions

En cuanto a la renta variable, una parte de la cartera que en este momento supondría un plus de riesgo (aunque, por otra parte, una oportunidad futura), más allá de los sectores defensivos y algunos fondos temáticos (como por ejemplo los fondos de inversión socialmente responsables), sería conveniente una diversificación geográfica mundial y establecer la estrategia clásica de buscar dividendos.

El Barings Global Dividend Champions (fondo de renta variable global de alto dividendo) cumple con estas características. Este fondo de inversión, con una calificación de cinco estrellas en el rating de Morningstar, arroja una tasa de rentabilidad anual compuesta en los últimos tres años del 3,08%.

Pero lo verdaderamente significativo del fondo de inversión seleccionado es que tiene una composición de cartera en la que el consumo defensivo, el sector salud y la tecnología (sectores defensivos y con potencial crecimiento tras los cambios sociales que acelerará la crisis del coronavirus) ocupan las principales posiciones:

Su estructura sectorial (5 mayores posiciones) queda del siguiente modo:

  • Consumo defensivo: 34,22%
  • Salud: 17,87%.
  • Tecnología: 14,39%.
  • Industria: 9,40%.
  • Consumo cíclico: 6,08%.

En vista de su composición sectorial, su diversificación global y la estrategia de inversión en empresas de gran capitalización y alto dividendo, el Barings Global Dividend Champions es uno de los fondos de renta variable que podría tenerse en cuenta para constituir una cartera de fondos en estos momentos.

No sabes invertir en bolsa y lo sabes
Juan Puente

Juan Puente

Economista y PDD por el IESE. En 1995 constituí una empresa pionera en España para la implantación de Internet en empresas, y siempre he trabajado desde este campo para ofrecer soluciones innovadoras a través de la red. Me interesa cómo la gente usa Internet para relacionarse y el cambio que ha supuesto en el mundo, así como el SEO, el Lean Start up y cómo se pueden lograr servicios masivos e innovadores con costes contenidos en situaciones de grandes economías de escala. Estoy acostumbrado a constituir y liderar en equipos de alto rendimiento en entornos competitivos, internacionales, multidisciplinares, competitivos, innovadores y complejos, donde la rentabilidad, durabilidad, rapidez de respuesta y adaptación al cambio constituyen factores claves en la consecución de resultados para el resto de accionistas. Juan Puente

    Lo más leído