BBVA es una entidad bancaria española con un pasado denso y plagado de fusiones y absorciones. Actualmente se coloca entre la lista de las entidades mejor valoradas y de las que más presencia tienen a nivel internacional de entre la banca española, pues gestiona sedes en más de treinta países. Cuenta con un activo de 637 mil millones de euros y más de cien mil empleados en todo el mundo. Su sede social y fiscal se encuentra en la ciudad donde dio comienzo todo, Bilbao, aunque bien es cierto que el núcleo de muchos de los servicios que ofrece se encuentra en Madrid.

 

La historia de BBVA comienza en 1857, con el nombre de Banco Bilbao, promovido por la Junta Española de Comercio con la intención de que sea un banco de emisión y descuento. Prácticamente hasta finales de siglo XIX era el único banco destacado del País Vasco, siendo el que más protagonismo cobró en proyectos de infraestructura y evolución de la industria de la zona.

 

Por otro lado, se creó el Banco de Vizcaya en 1901, que supo arreglárselas para ir expandiéndose a lo largo y ancho de la geografía española durante los años siguientes, interviniendo como promotor en muchos proyectos de toda la península, especialmente los relacionados con el desarrollo industrial de la época del desarrollismo español.

 

Ambos bancos no dejaron de crecer, en parte, por la cantidad de fusiones que realizaron con otros bancos a lo largo del siglo XX. Fue en 1988 cuando ambos bancos se fusionaron para dar paso al Banco Bilbao Vizcaya. Otro nuevo grupo se formó en 1999 gracias a la unión de BBV y Argentaria, el antiguo Banco Exterior, de capital público. Juntos adquirieron una fuerte base de capital y una estructura financiera amplia y eficiente. Gracias a esta fusión, las ganancias del grupo comenzaron a crecer de manera significativa, llegando a finalmente a convertirse en lo que es en la actualidad, una  entidad bancaria fuerte y solvente tanto a nivel nacional como internacional.

 

Centrándonos en el sector de la gestión de fondos, BBVA cuenta con una amplia gama de fondos para todo tipo de clientes. Desde los fondos más tradicionales y seguros hasta los más modernos e innovadores. En España, la apuesta por los fondos de inversión es una de las mejores, pues la mayoría de los que ofrece esta entidad bancaria cuentan con un alto índice de rentabilidad y estabilidad. La oferta de fondos es tan variada que incluso se pueden formar fondos a medida para cada cliente. Si tenemos en cuenta la rentabilidad y la valoración general, existen actualmente varios fondos a destacar:

 

- BBVA Ahorro Corto Plazo III, FI: Este fondo lo que hace es invertir en activos de renta fija pública y también privada de emisores que formen parte de la OCDE. Salvo los activos de cupón variable referenciado a índices monetarios y con una revisión anual, los activos de renta fija no superan los 18 meses hasta el vencimiento. La duración de esta cartera es inferior a un año y es muy recomendable para aquellos clientes que quieran posicionarse en el corto plazo.

 

El riesgo de este fondo, dentro de la escala de la CNMV, se encuentra en 2 sobre 7, es decir, riesgo bajo. El último valor liquidativo del fondo es de 12,4216 y la rentabilidad en los últimos 12 meses si sitúa en el 1,92%.

 

- BBVA Bolsa China, FI: Es un fondo de renta variable que invierte en valores de emisores asiáticos que se encuentran ligados a la economía de China (solo se excluye a Japón). Es una inversión que está diseñada para posiciones de más de 3 años.

 

- BBVA Ahorro Empresas. FI: El ahorro empresas es un fondo de renta fija, que invierte en activos de muy corto plazo. Una inversión que se especializa en la renta privada de emisores que cuentan con una alta solvencia y calidad crediticia. La escala de riesgo se encuentra a un nivel bajo (2 sobre 7 en la escala de la CNMV). La rentabilidad acumulada en 2013 es del 0,43% y del 1,60% a nivel interanual.

 

 

Logo_gestora_santander

La gestora de fondos del santander dispone de una amplia oferta de fondos de inversión. Santander es uno de los grupos financieros más sólidos y reconocidos tanto a nivel nacional como internacional. Un grupo bancario cuya red trabaja en torno a un núcleo, el propio Banco Santander, que fue fundado en la ciudad española del mismo nombre en el año 1857, y que desde estas tierras comenzó su expansión hasta llegar a la entidad que hoy conocemos.

 

Fueron pasando las décadas y Santander pegó el empujón internacional. La fusión con otra entidad bancaria de prestigio en 1999, el Banco Central Hispano, supuso un antes y después en su historia, pasándose a llamar Grupo Santander. Al convertirse en un referente indiscutible desde los siguientes años hasta la actualidad, ha obtenido capacidad para adquirir bancos de otros países, como el Abbey National británico o el mexicano Serfín. En los últimos siete años, el Grupo Santander ha sido nombrado como mejor banco del mundo por la revista Euromoney en tres ocasiones distintas.

 

Estos reconocimientos no son casualidad. El grupo financiero Santander cuenta con una auténtica red que se teje alrededor del mundo. Una red comercial que abarca nada menos que 42 países, centrándose especialmente en Europa, América y países emergentes situados en Asia.

 

Cuenta con una capitalización bursátil que supera los 31.200 millones de euros y un volumen de fondos gestionados de 433.500 millones. Cifras que lo convierten en una de las mayores entidades financieras del globo. En España es la entidad bancaria número uno y en Latinoamérica la primera franquicia si hablamos de productos y servicios financieros. 

 

Centrándonos en la gestión de activos, el grupo Santander cuenta con una serie de gestoras de fondos de inversión y fondos de pensiones incluidas en la propia red de la entidad, contando con un volumen de activos bajo gestión de 71 mil millones de euros, el más alto de la Península Ibérica.

 

También se sitúan líderes en el mercado español y latinoamericano en cuestión de variedad de oferta sobre productos de inversión. La cartera de productos del Grupo Santander está diseñada para todo tipo de clientes, ya hablemos de particulares, instituciones o empresas, y existen fondos de inversión adaptados a todos ellos.

 

La gama de productos que ofrece Santander empieza con apuestas tradicionales y conservadoras en mercados de renta fija, así como otras más arriesgadas basadas en planes de renta variable. Si se prefiere una apuesta por planes más específicos, existen fondos de inversión especializados por zonas geográficas, mercados asentados, emergentes, BRIC (especialmente Brasil), etc.

 

Y concretando todavía un poco más, el grupo Santander cuenta con 266 fondos de inversión divididos en todas las especialidades mencionadas, entre ellos 43 de renta fija, 25 mixtos y 80 globales.

gestora_del:santander

 

Entre los fondos más destacados del grupo cabe mencionar, sin duda, todos aquellos dirigidos al mercado latinoamericano como Santander Latin America SM Caps A, que ofrece un rendimiento excelente en los últimos años y que en lo que llevamos de éste, ha dado ya una rentabilidad acumulada del 8,09% y un 11,75 de rentabilidad acumulada a tres años.

 

Su compañero, el Santander Latin America SM Caps B, está comportándose todavía mejor, ofreciendo una rentabilidad anual acumulada del 8,24% en lo que va de año y un 12,31% a tres años.

 

Ambos comparten benchmark, el MSCI EM LA Small NR USD y colocan prácticamente el 95% de sus activos en renta variable latinoamericana.

 

También destaca el Santander Euroindice FI, con cinco estrellas en el rating Morningstar, con una rentabilidad acumulada en lo que va de año del 3,14% y referido al índice EURO STOXX 50 NR EUR como benchmark.

Los Fondepósitos también fueron en su momento bien calificados y valorados por los mercados, pero dado que están referidos al Euribor, y este índice anda últimamente por los suelos, no están dando altas rentabilidades, por lo que no aconsejamos la participación en los mismos en estos momentos.

 

A finales de 2012, el grupo anunció su intención de reorganizar su división de banca comercial en España y hacerse con dos de sus filiales, Banesto (del que ya poseía el 90%) y Banif (bajo control al 100%) con el objeto de unificar su presencia en nuestro país bajo una única marca: Santander. Se ha tratado, sin duda, de un movimiento de alineamiento en relación a la reestructuración del sistema financiero español, del que el Grupo Santander espera obtener una serie de importantes beneficios vía sinergias en los próximos años.

 

Por último, comentar que las gestoras del grupo también han tenido problemas sonados durante los últimos años, como el caso Banif Inmobiliario, cuyo fiasco fue objeto de portadas en toda la prensa durante 2010. Este fondo quedó cerrado en febrero de 2009 y, hasta que quedó liberado, los participantes llegaron a perder casi un 12% de su inversión inicial. Entre medias del cierre y la devolución a los partícipes, ha habido de todo, desde demandas judiciales hasta manifestaciones en las calles por parte de los afectados.

 

Parece que no es oro todo lo que reluce en el Grupo Santander, junto a aciertos en la gestión de sus entidades bancarias y algunos fondos de excelente calidad, hay también desaciertos en la rentabilidad, gestión y gastos, ofrecidos por algunos otros de sus fondos.

 

Así que ojo, y a invertir con mucho cuidado.

 

 

 

CCuando hablamos de Amundi nos estamos refiriendo a una de las gestoras de fondos  con más activos en el mundo. Amundi es el resultado de la unión entre Société Générale y Crédit Agricole. A partir de la matriz en España, creada en 1986, se funda en el año 2010 Amundi Iberia SGIIC, con el fin de reagrupar las actividades del grupo Amundi en España y Portugal.

 

Por lo que respecta a la matriz, se ha convertido en una de las referencias mundiales en lo que a gestión de activos se refiere. Actualmente se encuentra en el segundo puesto en Europa y en el noveno a nivel mundial, con un patrimonio de 727 mil millones de euros. Más de 100 millones de particulares, 50 de ellos en Europa y otros 50 más en países asiáticos emergentes, depositan su confianza al invertir en Amundi.

 

Esta “boutique” de múltiples estrategias, cuenta con una gran variedad de productos de inversión. Amundi tiene soluciones para todo tipo de divisas y clases de activos. Sus más de 100 ETFs a 31 de Diciembre de 2012, repartidos por el mundo, abarcan activos de renta variable, renta fija, materias primas etc. Estas ETFs se exponen especialmente en Europa, Estados Unidos y en aquellos mercados que se consideran emergentes. Países como Corea, China o India cuentan con un amplio porcentaje de clientes.

 

El hecho de ser una de las gestoras pioneras en fondos de inversión cotizados es una importante razón por la que Amundi cuenta con una red tan extensa y fructífera de las mismas. Esta experiencia adquirida durante años, ha dotado a sus productos de una calidad indiscutible. Si unimos esto a la política de bajos precios y de innovación constante  no debería extrañarnos la posición en la que se encuentra actualmente la entidad.

 

Si nos centramos en cuánto apuesta Amundi por cada clase de activo, en primer lugar se encuentran las inversiones en renta fija, aquellas que cuentan con un carácter conservador. Más de un 50% de la gestión se basa en renta fija europea e internacional y un 19% en los mercados monetarios. La renta variable (con un 13% de gestión) también cuenta con una fuerte presencia, especialmente en el mercado europeo, asiático y de países emergentes.

 

La apuesta por la inversión en renta variable por parte de los países en desarrollo y los ya desarrollados, ha sido una de las causas por las que Amundi ha registrado unos beneficios considerables a lo largo del año 2012. Especialmente a partir del verano, época en la que surgió de nuevo el interés por la deuda corporativa. El fuerte hincapié por parte de los gestores de Amundi por adaptarse a un mercado en constante evolución,  ha dado lugar a que se registrara un crecimiento de los activos en un 37% a finales del pasado año.

 

Esta apuesta por la expansión y la innovación ha conseguido calar en España desde principios del año 2012. Actualmente, Amundi ofrece 11 tipos de fondos cotizados en España. Los tres últimos se registraron en febrero de 2013. Estos últimos ETFs son de renta variable y ofrecen competentes soluciones a aquellas personas que decidan invertir en los mercados de valores americanos y japoneses. Entre estas soluciones se encuentra la cobertura del riesgo de divisas, que se actualiza y gestiona a diario. 

 

Y hablando de España en la actualidad, los fondos Amundi que más aceptación tienen entre sus clientes españoles, según la prestigiosa revista Morningstar a través de una encuesta realizada a principios de este año entre las principales gestoras de fondos que operan en nuestro país, son el Amundi International Sicav Class FU-C Shares, nominado en dólares USD y con una rentabilidad acumulada del 4,67% a 5 de abril de 2013.

 

En cuanto a Europa se refiere, y según informaciones recogidas asimismo de Morningstar, dos fondos específicos de Amundi se encuentran entre los diez que más han captado a lo largo de 2012, nos referimos a Amundi Tresó Corporate y Amundi Tréso 3 Mois.

 

El primero fue creado el 24/08/2012, y tiene un patrimonio a fecha de finales de marzo de 2013, de 16.481,76 millones de euros. Está nominado en euros y tiene como índice de referencia el EONIA Capitalisé Jour TR, solicitando una inversión mínima inicial de 1.000 euros. La comisión de gestión es del 0,50%.

 

En cuanto al segundo, fue creado el 24/08/2012, y tiene un patrimonio a fecha de finales de marzo de 2013, de 10.681,50 millones de euros. Está nominado en euros y tiene como índice de referencia el EONIA Capitalisé Jour TR, solicitando una inversión mínima inicial de 1.000 euros. La comisión de gestión es del 0,25%, realmente competitiva.

 

La idea de estos dos últimos fondos, en palabras de los portavoces de Amundi Ibérica es tratar de competir directamente con el mercado monetario, ofreciendo rentabilidad, seguridad y liquidez. Son fondos interesantes a medio/largo plazo, es decir, a partir de cinco años, llegando a ofrecer un 18% de rentabilidad en el caso de diez años.

 

Carmignac, la gestora de fondos francesa más reconocida en la actualidad, fue fundada por Edouard Carmignac en 1986, y tiene su sede central en París, aunque cuenta con subsedes operativas en Luxemburgo.

Hay una serie de particularidades que hacen de esta boutique de inversión una de las gestoras más particulares del entorno internacional. Por un lado, lo que en algún momento ha llegado a convertirse en sospecha de riesgo, es la poca cantidad de empleados encargados de gestionar un total de activos situado en torno a 51.000 millones de euros a finales de 2012. Y por otro, que todos los empleados forman parte, de una u otra forma, de la propiedad de la empresa.

Edouard Carmignac ha demostrado ser un gestor “diferente”. Es un gran amante del rock, se ha constituido en productor cinematográfico en el sector del cine francés, y es, asimismo, un gran amante de la fotografía: uno de los mayores acontecimientos anuales del mundo del arte en Francia viene siendo, precisamente, la concesión de sus ya afamados premios de fotografía.

Tras esta pequeña introducción a modo de trivia, vayamos con lo que realmente importa en nuestro caso: la gestión de fondos.

Carmignac es una gestora que gusta de asumir riesgos. Un alto porcentaje de sus fondos suelen estar orientados hacia la renta variable, lo que hace que, bien gestionados como suelen estar, estén dando rentabilidades medias del 15% en algunos casos. Sus dos fondos estrella, Carmignac Patrimoine y Carmignac Securité, llevan dando dividendos de esta categoría incluso en los peores momentos de la crisis, hasta el punto que algunos llegaron a preguntarse cómo era posible que, cuando parecía que todo comenzaba a derrumbarse, Carmignac continuara dando esos retornos tan atractivos. Hubo quien llegó a ver en ello algo extraño.

Otra virtud, a nuestro juicio, de Edouard Carmignac y su forma de entender la gestoría de fondos, reside en la forma en que él mismo y su gente, reconocen y buscan oportunidades de negocio. Es sintomática la forma en que explicaba su último viaje a China a Morningstar: no pensaba visitar Beijing o Shanghái, sitios demasiado trillados y de crecimiento cero, según su opinión, sino ciudades de segunda o tercera fila, como Chongqing, que con sus 17 millones de habitantes y una fiebre manufacturera inusual, está convirtiéndose en un potentísimo foco de abastecimiento mundial de manufacturas de toda clase.

¿Y qué conclusiones saca Edouard de esa experiencia? Leamos sus propios palabras en la entrevista concedida durante la celebración de la Morningstar Investment Conference de 2012 celebrada en Londres: http://www.morningstar.es/es/news/articles/106632/Morningstar-TV-Edouard-Carmig.aspx. Aquí podemos ver una transcripción realizada desde la propia Mornignstar de los comentarios mencionados:

Ahora mismo, hay una especie de reorientación importante de la economía China hacia el sector consumo, en detrimento de las infraestructuras, y los  bienes de capital. Por eso preferimos estar posicionados con un sesgo al incremento del dinero disponible de la gente en China, dónde creemos que hay mucho por hacer.

Respecto a las posiciones de la gestora en cuanto a la política monetaria del BCE y la gestión que Bruselas está haciendo de la crisis, digamos que Edouard no termina de entender esa política “tan ortodoxa” del Banco Central Europeo, la cual, junto a la paridad tan alta que la moneda única lleva manteniendo desde inicios de 2013, no está ayudando en absoluto a Europa a salir de la crisis.

Pasando a otro asunto de interés para posibles y futuros inversores, ¿cuál sería el perfil tipo del inversor ideal que deposita su capital en Carmignac?

Podríamos decir que Carmignac no es para inversores de perfil conservador, aquellos que se decantan preferiblemente por la renta fija y otros activos seguros y de menor rentabilidad. Carmignac es para aquellos inversores que quieren, o necesitan, asumir cierta clase de riesgos, desde medio hasta alto, y que no se conforman con rentabilidades estándar.

Este tipo de perfil agresivo es el que ha llevado a algunos a criticar en algún momento a Carmignac. Algunos bancos españoles de primera fila, caso de Santander y BBVA, dejaron incluso de colocar sus productos en algún momento durante los primeros momentos de la actual crisis, cosa que llevó a Edouard Carmignac a desacreditar públicamente la posición de ambas entidades.

Por último, antes de despedirnos, ¿cuáles son las perspectivas económicas, en opinión de Carmignac, para este 2013 que apenas se dispone a cerrar ahora su primer trimestre?

·       El BCE se ha comportado como todo un banco central y ha alejado el riesgo de implosión con su política de “hacer lo que sea necesario” para salvar al Euro. Esta postura permitirá volver a dar rentabilidad a los activos de riesgo.

·       La recesión en Europa continuará en 2013. Esa cifra consensuada que espera un crecimiento de 0,1% le parece demasiado optimista a la gente de Carmignac. Italia y España siguen ancladas en una profunda recesión, Francia va a descubrir pronto los efectos negativos de la fuerte subida a los impuestos del capital, la tipo de cambio del Euro no favorece, más bien asfixia, el crecimiento europeo y el BCE, si esto sigue así, ser verá abocado a tomar medidas contundentes

·       Estados Unidos retoma la senda de crecimiento y la Fed puede seguir apoyando ese crecimiento. El único riesgo que ve, y que está cumpliéndose en estos momentos, es que el rebote de la economía USA sea tan fuerte, que comprometa la ayuda de la Fed y acabe señalando el fin de su política expansiva.

·       La situación del mundo emergente es buena todavía. China sigue creciendo, aunque no a ritmos de dos dígitos y tanto Brasil como La India se encuentran en buena situación. Y el problema de la inflación no es preocupante, excepto en La India. Buenas perspectivas, por tanto.

Fuente: http://www.carmignac.fr/_docs/documents_center/0000000001/030.pdf

Por último, pasa a analizar  las posibles estrategias temáticas de inversión en dos campos, el de la renta variable y el de la renta fija, y comentando las reasignaciones de activos que se han realizado en los fondos que gestionan, a la vista de las nuevas perspectivas comentadas en los cuatro puntos destacados anteriormente.

En resumen, Carmignac es una gestora moderna, especializada, cuidando las temáticas y analizando cuidadosamente las tendencias. Su éxito en la gestión de más de 51.000 millones de euros en activos, así lo proclama. Pero, siempre hay un pero, si es usted un inversor de perfil conservador, mejor diríjase hacia otra clase de gestión. Por el contrario, si es usted un inversor de perfil agresivo, y está dispuesto a correr cierta clase de riesgos, Carmignac podría ser la gestora perfecta.

 

janus_capital

 

Hablar de Janus Capital Group, es hacerlo de una de las gestoras de fondos con más prestigio en Estados Unidos y también a nivel internacional. Esta firma de inversión de propiedad pública tiene su sede en la capital del estado de Colorado, Denver. Un holding de empresas que cuenta con una gran cantidad de ofertas de gestión de activos aparte de servicios financieros de otro orden. Janus cuenta con una serie de empresas subsidiarias que trabajan en la mayoría de rincones del mundo, Europa y Asia incluidas.

 

Los inicios de Janus se remontan al año 1962, cuando Thomas H. Bailey la funda como una filial de Kansas City Southern Industries. Esta fundación se produjo en el momento que Kansas City entra en la industria de fondos mutuos emergentes, gracias a la adquisición de acciones de gestión de televisión de otra empresa de gestión de fondos. La empresa ha cambiado de nombre en numerosas ocasiones.

 

En un principio empezó a conocerse como Supervised Investors Services y su expansión económica se fue produciendo de manera sostenida.  Cuando a la gestora se la conocía como Incorporated Stillwell Financial, su fundador, el señor Bailey, dejó el cargo de presidente en junio de 2002. En el año 2003 se produjo la fusión de Stillwell Financial con la Janus Capital Corporation, produciéndose el nacimiento de la gestora que conocemos en la actualidad.

 

Este grupo gestiona actualmente activos por un valor de más de 158 mil millones de dólares. El número de accionistas oscila alrededor de los cuatro millones que se dividen en clientes e instituciones. Por último, hay que destacar que Janus Capital Group posee el 80% de Perkins Investment Management, que cuenta con una capitalización de mercado de menos de 1.2 mil millones de dólares.

 

La gran variedad de productos de gestión de activos que ofrece Janus es indiscutible. De renta variable o fija, de ámbito regional o internacional etc. En el caso de España, Janus Capital Group tiene registrados 20 fondos de activos en la actualidad. La mayoría de estos fondos registrados desde la sede de Dublín entran dentro de la lista de los mejores valorados por los expertos en inversión. A continuación, pasamos a describir algunos de estos productos:

 

- Janus Emerging Markets Fund: Este fondo de inversión basa la subida del precio de sus acciones en los aspectos más fundamentales de las empresas y en la capacidad de gerencia de las mismas para crear valor. Se centra en aquellas empresas de países emergentes y las expectativas son a largo plazo.

 

La aproximación operativa de los gestores de este fondo se basa en la observación e investigación respecto a la renta variable dentro de los mercados emergentes. Un fondo que busca empresas con un crecimiento de calidad, basadas en la creación de valor y que coticen con grandes descuentos.

 

El fondo invierte hasta el 80% de sus activos netos en valores de capital de empresas situadas en países emergentes.

 

- Janus Us Fund: Este es uno de los fondos clave de la compañía en cuanto a renta variable. Su estrategia está basada en la apuesta sobre compañías con un crecimiento previsible, que suelen estar infravaloradas por los demás fondos de gestión. La razón de esta infravaloración suele producirse por la poca comprensión del valor de crecimiento de larga duración.

 

Así, el objetivo de este fondo reside en invertir en compañías cuyos valores cotizan en los mercados bursátiles USA y en emisores de deuda seleccionados por su posible crecimiento potencial.

 

Janus Capital Group investiga la política de estas empresas infravaloradas y se centra en sus planes a largo plazo. Si cumplen con un crecimiento sostenible y previsible, es muy posible que lleguen a formar parte de este mítico fondo, cuyo existencia tiene una antigüedad de más de cuarenta años

 

- Janus Global Investment Grade Bond Fund: Es un fondo de renta fija que sigue un proceso de inversión y análisis “bottom-up”. Este proceso está basado en el análisis fundamental de las inversiones orientadas a la deuda, poniendo énfasis en generar flujo de caja libre, en la calidad de la gestión de las empresas y en la valoración de las acciones. Por parte de sus gestores, se buscan empresas de cualquier parte del mundo que estén en proceso de transformación de sus balances.